jueves, 12 de junio de 2014

TE QUIERO

Si todos los caminos llevan a Roma, ¿Cómo se sale de Roma?
A veces pensamos demasiado y sentimos muy poco.
Mi abuelo siempre decía que si alguien quiere seriamente formar parte de tu vida, hará lo imposible por estar en ella.
Aunque, en cierto modo, perdamos entre pantallas el olor de las miradas.
Olvidando que cuando alguien nos dedica su tiempo, nos está regalando lo único que no recuperará jamás.
Y que la vida son momentos ¿Sabes?
Y ahora estoy aquí y mañana… mañana no lo sé.
Así que quería decirte que si alguna vez quieres algo, si quieres algo de verdad, ve por ello sin mirar atrás.
Mirando al miedo de frente y a los ojos. Entregándolo todo y dando el alma.
Sacando al niño que llevas dentro.
Ése que cree en los imposibles y que daría la luna por tocar una estrella.
Así que no sé qué será de mí mañana, pero este sol siempre va a ser el mismo que el tuyo.
Que los amigos son la familia que elegimos y yo te elijo a ti.
Te elijo a ti por ser dueña de las arrugas que tendré en los labios de viejo y apuesto fuerte por todos estos años a tu lado.
Por las noches a tu vera.
Las alegrías de tus avances.
Las risas de tus guiños.
Los secretos que escondes y los amores que desatas.
Tus abrazos, así porque sí. Sin venir a cuento ni tener por qué celebrar algo.
Y es que en este tiempo me he dado cuenta de que los pequeños detalles, son los que hacen las grandes cosas.
Y tú has hecho infinito mi límite. Así que te doy las gracias por ser la única persona capaz de hacerme llorar riendo.
Por aparecer en mi vida con esa sonrisa loca.
Por ese brillo en los ojos capaz de pelear contra un millón de tsunamis.
Así que no. No sé dónde estaremos dentro de diez años.
Ni sé cómo se sale de Roma.
No te puedo asegurar nada, pero te prometo, que pase lo que pase, estemos donde estemos, voy a acordarme de ti toda la vida.
Y por eso, mi luna va a estar siempre contigo.
Porque tú me enseñaste a vivir cada día como el primer día del resto de mi vida y eso… eso no lo voy a olvidar nunca.

miércoles, 15 de enero de 2014

DANIELLA

Bien entrado este 2014 ya he podido hacer mi recuento personal a todos los acontecimientos que me brindó el 2013.
365 días dan para mucho... tanto, que no me hubiera importado ahorrarme algunos momentos. Pero he de ser sincero conmigo mismo y aceptar que, como en el contrato del matrimonio, los momentos de mi vida me acompañarán en lo bueno y en lo malo, en la salud y la enfermedad, la riqueza y la pobreza hasta que la muerte me los arrebate.
Recuerdo que empecé el año con la ilusión de entrar en mi mejor año. Que iba a ser un año realmente próspero y cargado de felicidad. Lo sé. Camino de los 40 y sigo siendo el mismo ingenuo de los 15 que aún cree en un golpe de suerte, un cambio de ciclo o cualquier otra escusa que me aporte los motivos para creer que esos tiempos mejores a los que tanto apelamos están llegando ya.
-Perdonad. Me estaba riendo sólo-
¿Recordáis la noche de Reyes?
¿Hay algo más mágico que la mezcla de ilusión y ansiedad de un niño ansioso por que llegue ese momento?
Confieso haber olvidado esa sensación algún tiempo atrás.
Este 2013 me devolvió la sorpresa de ése día haciéndome el mejor regalo que podía esperar. Daniella.
Nacida el día de Reyes, se ha convertido en mi princesita. Llegó como un ángel, mirándonos con esos ojazos azul cantábrico de pestañas interminables.
Ha pasado un año y aún no puedo expresar lo que supone en mi vida. Supongo que podría adornarse de mil palabras rebuscadas, pero en definitiva se resumirían en una. AMOR.
Es pasión por abrazarla, besarla.
Es la necesidad de recrearme en su mirada de ángel y su pícara sonrisa mientras acapara toda la atención con las mil carantoñas que regala.
Es una inyección de positivismo Llena de ternura y alegría.
Es mi referente de superación innato 100% porque nació luchadora y no pasa un día sin demostrarlo.
Es mi loca preferida cuando me descoloca con sus puntazos.
Es la payasa más divertida cuando no para de hacerme reir aunque lleve un largo y triste día de perros.
Son tantas las buenas sensaciones que me abordan cuando estamos juntos y tan bonitas ilusiones cuando pienso en ella, que prácticamente no recuerdo qué pasó "menos bueno" en el 2013. Aunque le esperan laaaargas charlas de estos primeros años de su vida.
Ha sido tan grande su llegada a nuestras vidas que desde entonces, para mi la Noche de Reyes se ha convertido en el Día de mi Reina.

Te adoro Daniella

sábado, 12 de octubre de 2013

POBRE HOMBRE "RICO"


 
Me gustaría marchar sin mirar atrás.
Dejar de oir como rebuznas haciendo daño.
No quiero escucharte más.

Siempre mirando inmovil como humillas mi ego.
 
Dejando a los pies de los caballos el esfuerzo y lapidando la moral.
 
Entre tus delirios de grandeza olvidaste lo más importante, y es que cuando tus apariencias y tu realidad ni tan solo se vieron, algo està fallando.
Acostumbrado a castigar los errores ajenos, no extrañarás el día en que el Altísimo haga justícia y se cobre tu merecido.
 
Muchas veces me pregunté por qué nunca escuchas a tu alrededor, para entender y comprender las situaciones y las circunstancias que llevan a equivocarse, pero hoy me doy cuenta que ni tan sólo oyes. Eso es aún mucho peor.
 
Buscando mil teorías que justifiquen ese aberrante carácter que expones, llego a pensar que debes cargar con algún trauma infantil. Tal vez causado por tu amorfo cuerpo y desagradable forma de ser. Puede que tus compañeros de clase hicieran de tu vida un infierno y ahora lo reflejes en todo lo que tocas. Aún así no comprendo, cómo puedes no cansarte de coleccionar enemigos y aún más triste, perder cualquier ser que merezca mínimamente la pena.
 
Decía aquél que corrían malos tiempos para la lírica, hoy corren malos tiempos para todo.

Aunque sabes sacarle partido a este momento.
Exprimes hasta un punto bizarro toda la buena fe de tu entorno.

Mientes, traicionas, condicionas y extorsionas en alguna de sus variantes.
Pero eres grande, te sabes grande y eso te gusta, te motiva y te crece.

Observas con altanería todo tu alrededor a tus pies. Y eres más grande.
 
Te diré algo. Aunque no me escuches. Aunque ni tan sólo me oigas.
 
Grandes son todas las personas a las que menosprecias, porque ellas sí cumplen, ellas sí están ahí cuando se las necesita y ellas sí demuestran lo que valen cumpliendo con sus obligaciones renunciando a algún que otro derecho por necesidad.
 
Crees que eres el amo. Crees que nos utilizas a tu antojo. Que sómos meras herramientas.
Y no te das cuenta, que en esta simbiosis, la herramienta eres tú.
 
¿Realmente crees que alguien quiere llevar siempre un corsé de plástico barato que le oprime y asfixia?
No te engañes.
Tan pronto se ilumine este sótano en el que vivimos, saldremos a la luz dejando atrás todo el lodo de amargura con el que pretendes cubrirnos.
 
Y ahí estarás. En tu trono de soledad. Como siempre has estado, aunque no quisieras verlo.

Eres un vertedero. Eres grande en extensión. Necesario para los demàs. Cubres alguna necesidad. Pero eres vomitivo.
Desagradable a la vista.
Aquél que nadie quiere tener a su lado.

P.D. Espero que sepas encajar este pequeño vómito que te regalo, en el mar de inmundicia que cubre tu vida

jueves, 18 de octubre de 2012

Un Angel sin guarda

Si hoy me atrevo a escribirte estas palabras quizás sea por la seguridad que la cobardía otorga cuando sabes que no las leerás.
La ironía de tu nombre y tu situación no me dejaban otra opción.
Camino de los once años de aquéllas interminables conversaciones hasta las 8 de la mañana. Confidencias por doquier que nos brindaron una amistad asumida y comprendida con su distancia y circunstancias. Con sus deseos y sus realidades. Con sus hechos y sus intenciones.
¿Recuerdas tu primera frase al recogerme en el Aeropuerto? Fue un consejo: "Niño, a ti te hace falta un buen potaje!!!"
Yo te hice caso...y a la vista está que hoy podríamos decir que me comí el que me faltaba y un par más por si acaso.
¿Imaginas cual fue mi impresión desde la primera noche de reencuentro? Casi el mismo consejo para tí: "Niño, a tí te hace falta un buen potaje... pero de autoestima!!!"
Me oíste, incluso por momentos sentía que me escuchabas. Llegaste a comprender y también me hiciste caso. Recuerda siempre que des un paso, caminarás, correrás y algún día llegarás a saltar pero siempre cauto y con paciencia... las caídas en movimiento duelen más que parado.
Dicen que la distancia lleva al olvido, pero a mi me produce anhelo. Nostalgia de frases filosóficas e idílicas rebozados de arena en la orilla de la playa agarrando un buen ron en vaso ancho.
Esta cultura del vino (extensible a todo tipo de alcohol en consecuencia) relaja, evade y desinhibe hasta el punto de dejar frases para la posteridad tan absurdas para unos como profundas para otros.
Y es que es cierto que once años no son nada cuando se sigue siendo un mismo, con distintas circunstancias pero la misma esencia.
Haber podido disfrutar estos días en compañía de los tuyos y los míos en la harmonía del buen afecto y cariño ha sido un regalo. Seguramente poco entendible para aquéllos de mente algo turbia o contraria a lo que sus palabras dicen.
Y a hechos demostrados como éste, me remito al decirte que hagas lo que tu sientas y no lo que los demás indiquen, porque no siempre lo que oigas será de corazón y casi nunca sin intención.
¿Sabes cual es mi meta? Llegar al final de mis días y tener unas horas antes de dormir eternamente para poder valorar si conseguí ser el titiritero de mi vida o la marioneta de mi entorno. Necesito esas horas para decir a toda mi gente que la quiero, que sepan y sientan que lo demostrado en los momentos que hayamos pasado juntos era cierto, que mis agrios prontos eran tan reales como los abrazos o miradas cómplices, que lloré ante ellos porque compartí lo más íntimo y no sólo las pasajeras risas de sol y cerveza.
Necesito saber y que sepan que ante todo fui yo.
Me gustaría hablar contigo cuando pasen otros once años y se nos escape una sonrisa mientras me dices que por fín te encontraste y eres feliz viviendo tu propia vida sin guiones ni cortapisas.
Aunque no lo sepas eres nuestro "pajarillo".
Hace mucho tiempo que te abrimos la puerta de tu jaula... vuela y disfruta de tus alas.

jueves, 21 de julio de 2011

HOY PODÍA HABER SIDO UN BUEN DÍA

Ayer me desperté con la absurda sensación de tristeza que da la absoluta felicidad. Era tan feliz que no paré de contarlo a mi alrededor aunque siempre cauto, por aquéllo de que tanto y tan bueno no puede durar o no puede ser cierto.
Ayer fue uno de esos días en que se cumplía la ley de Murphy con la que deja patente que si te levantas pensando que Hoy puede ser un buen día... seguro que viene alguien y te lo jode!!
Un despertar despejado, algo bastante inusual en mi que me puedo ronear en la cama hasta la hora de volverme a acostar.
El sentimiento de plenitud, del que no sabes los motivos, pero compartes los resultados con cada uno de quienes te rodean.
Mi tarde libre en compañía de la mujer más dulce que se pueda conocer.
Noche de aniversario con la Matriarca más cañera.
Pero conseguiste tocarnos con tu llamada y agriarnos con tu mensaje. No a lugar querido,... no a lugar.
Apareció ese alguien que te jode el día, y el día se continuó jodiendo cuando mi dulce compañía se cayó por las escaleras.
Adiós felicidad, plenitud, buen rollo, pastel... y corre para urgencias.
Ayer debió ser mi día y me lo robaste. Hoy era mi día y lo volviste a romper.
Hoy me has fulminado.
He oido, he visto y sé muchas cosas que hasta hoy no consiguieron moverme de tu lado.
Realmente eres poderoso. Puedes sentirte completamente realizado.
Hoy, con tan sólo unas palabras, quebraste la tierra bajo mis pies y azotaste de nuevo mi alma.
Volví a marearme pensando que caería en la grieta, pero no, esta vez no caí. Sencillamente nuestros suelos comenzaron a separarse. Recuérdalo en momentos de bajón, porque si volviera a tenderte mi mano ya no podrías alcanzarla. Hoy comenzaste a alejarnos
Así es el universo... un continuo movimiento capaz de alejar continentes y hundir preciosas islas!

martes, 10 de mayo de 2011

LA ESPIRAL DEL TIEMPO



¿Qué nos está ocurriendo?

Pasamos por la vida tan deprisa que no merecemos conjugarla en verbo.

Es tal la velocidad que a penas pisamos... y si no pisamos ¿Cómo queremos dejar huella?

No vivimos. Engullimos el tiempo sin pensar en saborearlo.

Ignoramos a los sentidos y atragantamos al cerebro con información tan importante para algunos como inservible para el alma.

Saturamos a la mente con cribas de prioridades... y un día nos damos cuenta de que, sin ser del todo conscientes o siendo algo inconscientes, hemos priorizado necesidades ajenas delegando las propias en manos de quienes no les importa lo más mínimo.

Una rutina que se adueña de nuestros intereses y anhela nuestras intenciones volviéndonos seres programados al antojo de intereses e intenciones ajenas.

De repente, te observas de forma distinta en el espejo y te ves tan diferente...

Ya no ves qué tal luce tu nuevo y extremado tinte porque has ido dejando paso a unas cuantas brillantes canas que dan cuerpo a un corte más discreto.

Secas la piel recién duchada y la sientes algo menos tersa que hace algún tiempo.

Te detienes en la mirada para reeencontrar el ayer con el hoy.

Compruebas que lo que aún parecía ayer, realmente pasó 15 años atrás. Quince años vividos con la sensación de un chasquido.

Descubres que esos ojos de Bamby brillan de forma diferente, el lagrimal tornó añoranza casi todo lo que un día se llamaba ilusión.

¿Tan rápido hemos de vivirlo todo?Nos pasamos casi una vida entera para hacernos un sitio en ella y no pensamos en darnos un sitio a nosotros mismos para tener vida.

Y me siento astiado de un círculo vicioso en espiral, cada vez más estrecha y mareante. Una puta espiral que une náusea con nausea. Me angustia y a tanta velocidad que no me deja concentrar.

...si hasta la crisis de los 40 me ha llegado a los 35!!! Cómo pasa el tiempo....

Siento que resbalo pero me quemo las manos si intento frenar para volver.

Será cuestión de preparar tarros de Sylvaderma y disfrutar de cada momento que me regale el remontar, porque sin duda será muuuuucho más lento de lo que ha sido la caída.

martes, 29 de junio de 2010

De amarilla a BLANCA


Hace algún tiempo mi querida amiga Campanilla nos deleitó con una maravillosa entrada acerca de "los amarillos", para resumir y no incurrir en el plagio por no querer ser menos sin verme capaz de ser más, os diré que "los amarillos" son aquéllas personas que pasan por nuestras vidas con la única función de cumplir una misión. En medida del tiempo que caminemos juntos les llamaremos amigos, conocidos o simplemente coincidentes.

Y es cierto que en realidad nuestras vidas, dirigidas por unas circunstancias y un cerebro tan desconocido como retorcido, no pueden estar exentas de diálogos y confidencias. Éstos son los que nos permiten aprender, razonar y ver con claridad momentos y situaciones que para nosotros mismos nos resultarían insalvables.

Algo parecido me explicaron sobre las piedras, cada una tiene su función y una vez la ha cumplido lo más seguro es que la pierdas... puede que la vuelvas a encontrar sin buscarla, pero estará volviendo a funcionar.

¿Cuántos compañeros de patio quedaron en la niñez? ¿Cuántas confidencias adolescentes se perdieron en los bancos del parque a las tantas de la noche? ¿Por qué? Porque cumplieron su función, entre unos y otros inventamos juegos y descubrimos el mundo de los adultos. Ahí fueron y fuimos los primeros amarillos, las primeras ayudas y cuando aprendimos a andar... bifurcamos caminos.

Corría el año 97 cuando un flamante autobús de línea besó apasionadamente mi pobre coche indefenso y pequeñito comparando. Una situación que atrajo la mirada de propios y extraños ya que sin meditarlo bloqueamos la entrada al barrio.

De entre las miradas cotillas y marujas, tan sólo una me ofreció ayuda si la necesitaba. Era la hermana mayor de un amigo. Ésa fue la última vez que la vi.

Azares de la vida, y tener un negocio propio, nos hicieron coincidir de nuevo casi 3 lustros más tarde. Y encantado!!!

Más madura, más exhuberante y mamá, lejos ha quedado de ser la hermana mayor de mi amigo.
Hoy volvemos a encontrarnos para cumplir otra misión: no volver a separarnos.

Lo que es la vida, me imaginaba de mayor sólo, me encotré con mi pareja y acabamos siendo un trío, jajaja ;)

Porque no pudieron ponerte mejor nombre. Porque eres pura, sana, transparente y clara. Porque me encanta tu pasión y venero tu corazón. Porque vistes de diamante y eres amatista y florita. Porque pasaste de ser amarilla a ser tu misma... a ser BLANCA!!!


Te quiero, muchas gracias por todo.

viernes, 30 de abril de 2010

NI MÁS... NI MENOS



Os suenan frases como: "Menos es más" o "Más o menos" o "Más que menos pero menos que más" o "Qué menox que Monix?"
¿Tan pésimo es el vocabulario de nuestra desconocida mente que no sabe aceptar, o cómo mínimo utilizar, la palabra diferente? ¿Todo claudica ante una tasación que determina si es más o menos qué?
...Yo te quiero más!!!- decía mientras ella le respondía - NO, pero yo más. Y así les daban las mil antes de colgar el puto telefonillo.
¿Hasta los sentimientos se miden?
Yo tengo mi teoría, retorcida como mi mismo ego, pero creo que es factible... (y también creo que si éstas se tiran horas con el Yo maaaaas, es porque realmente no tienen otro tema de conversación).
La idea es simple, si yo creyera amar más a mi pareja de lo que ésta me ama a mí... estaría evidenciando una falta de amor por su parte; aún sabiendo que no es real, son frases hechas y manidas con el tiempo, sin sentido y tan cursis como torpes.

Oi que graciosooooo, mira el nene! -Le dice - ¿A quien quieres más, al papá o a la mamá?? Alguien me puede jurar que esta frase no se ideó para joder al cónyuge?? ¿O tal vez sólo se hizo para poner en aprietos, condicionar, atemorizar, sugestionar y putear desde la tierna infancia a los bebés?

No hay más ni hay menos
¿Osarías llamarme a mí, más egoísta por un desencuentro de intereses en algo tan etéreo y relativo como el amor?

Bajando un par de peldaños y agachándome para intentar ponerme a tu altura, te diré algo:
No es más egoísta quien frena sus pies ante el acantilado que quien pretende saltarlo sabiendo que los dos cuerpos se desplomarán en la profundidad del mismo.

En la vida existen los grises, los puntos intermedios, esos lugares de encuentro entre opiniones discrepantes. Esos lugares en los que se encuentran los acuerdos medios, porque para beneficiar a uno, no hace falta perjudicar al otro; es posible un enriquecimiento prudente por parte de los dos, sin hacer que el otro empobrezca hasta la miseria. Vamos, el típico ni pa tí ni pa mí.

Si entre tu orden y mi sugerencia no encuentras la opción, no me sentiré más culpable por acatar tu orden, separando aquí y ahora los caminos que un día nos encontraron.

Seguiremos siendo agua caminando por diferentes caudales y quizás algún día, cuando nuestras vidas lleguen al mar... nos volveremos a reunir.

Ahora sí, y por única vez, seré yo quien se ve con la obligación de decir Adiós.

P.D. Un placer haber coincidido en este manantial.

jueves, 11 de febrero de 2010

La Manzana



¿Me crees ahora cuando te repito que tenemos una mente prodigiosa que juega con nuestros órganos cuales títeres para protegernos de la realidad?
Tus ojos observaban cuanto exista en su perspectiva, pero tu mente sólo te dejaba ver lo que a ella le interesa, lo que a tí realmente te interesa para estar bien.
Te perdías en un bosque y jurabas pasear entre una infinidad de árboles.
Cada pellizco de realidad era una caricia mal dada. Abogada del diablo, justiciera de los casos perdidos. Debota de San Judas Tadeo, vivías esperando mientras tanto y, te seguías engañando mientras tanto.
...y mientras tanto maquillabas una sonrisa y se hundía tu mirada.
...y ...y ...y
...y acabas de sentir un golpe en la espalda; un golpe que de nuevo sientes como una caricia mal dada. Pero este golpe es diferente. El dolor del golpe, ése quemazón, no te deja sentir cómo poco a poco te desangras por la puñalada recibida.
Pero aquí, allí y en todas partes están las transfusiones de ánimo, tus puntos de sutura que atan y sujetan tu sbuenos sentimientos y los de la gente que realmente estamos a tu alrededor, haciéndote parte importante de nuestras vidas.


Porque eres importante, no lo dudes.


Porque no podemos permitir que el recuerdo de una verde manzana brillante, hoy podrida de golpes y amargor, pretenda persistir en el cesto corrompiendo tantos motivos de alegría sin dejarlos aflorar.


La cuota de permanencia en tu corazón vale bastante más de lo que ni tan sólo amaga cotizar.

domingo, 10 de enero de 2010

EL PRÍNCIPE QUE SE VOLVIÓ SAPO


…y creíste encontrarlo cuando tan sólo eras una niña; una niña de verdad, de las de antes, de las que con 15 años eran tan inocentes que casi daban por cierto que un día llegaría un príncipe azul y la llevaría a un palacio de cristal en su caballo blanco nieve.
…ése día creíste verlo llegar. Pero la inocencia, la ignorancia o las ganas lograron confundirte. El tiempo madura y da color. Hoy descubriste que ni el caballo era blanco, ni su sangre azul, ni tu vida un cuento rosa.
…y despertaste esa mañana, saliste a la calle y te diste cuenta de que no te habías puesto el corazón, tu prenda favorita, ésa por la que se te reconoce a la legua. Pensaste que era uno de esos días en que es mejor volverse y seguir durmiendo.
Cansada de vivir una historia coordinada, planificada y regida por el orden y el saber estar, decides agarrar un fajo de hojas en blanco y comenzar a describir cómo será la historia que quieres vivir. Cómo será tu vida a través de ti.
Cargando dudas y soltando lastres decidiste poner nuevamente a prueba a tu entorno. Nuevamente cayeron vigas pero se mantuvieron los pilares.
Tu rostro triste y sin vida de hoy volverá a mostrar el brillo de esos ojillos pícaros que vestían la perenne sonrisa… tan cara de ver desde hace algún tiempo.
Equivocada o no. Respaldada o no, “Vive siempre como si fuera el principio” porque sólo tú te acompañarás hasta el final y si un día te equivocaste hoy aprendiste. Más vale volver a intentarlo que vivir en un error porque si tus pies tropiezan, tus manos te levantarán y ten por seguro que aquí siempre tendrás un muro donde apoyarlas.
P.D. Recuerda que el Cuenta, cuenta, cuenta… siempre lleva incluido “conmigo”.

Te quiero

jueves, 10 de diciembre de 2009



¿Qué es peor, la traición en sí misma o la sensación de ser traicionado?
Realmente puedes llegar a devanarte los sesos dándole vueltas y más vueltas a una pregunta tan absurda y jodida como ésta.
Como diría Alejandro Sanz, es que "no es lo mismo ser que estar".
No es lo mismo sentirte traicionado a ciertamente serlo.
¿Quién decide cuándo se puede definir un sentimiento como algo real?
¿Cuando deja de ser un adjetivo para ser nombre?
Al borde de la esquizofrenia, o el desdoblamiento de la personalidad cuanto menos, no logro dilucidar si en la nómina de mi presente se desglosa el valor del trabajo realizado o por el contrario se olvidaron aplicar los pluses por entrega e incondicionalidad sin fianza.
¿Existe el derecho a réplica cuando el Edén dibujado en tu imaginación se torna algo similar a un desierto en la realidad?
No lo existe.
Nadie te da una plantilla, tan sólo la paleta de colores que utilizas a tu libre albedrío.
Disfruté haciendo danzar el pincel con pigmentos tan frescos y dulces que prácticamente podían olerse.
Hoy quise firmar el lienzo y descubrí que tan sólo había grises.
No refleja lo que pensaba.
No me gusta el paisaje.
No era mi obra.
No lo quiero.
Me pudo el deseo y me hostió la verdad.
Si la imaginación vence a tu vista, reclámale a ella porque el prójimo induce pero no comete.
Se acabó el crédito.
Me faltan los abales que respalden a una mente agotada y el corazón destrozado.
Obsesionado por creer en lo que nunca fue cierto, por creer que la vida depende del cristal con que se mire, si darme cuenta que la vida seguirá igual, con cristales o sin ellos, conmigo o sin mí, contigo o sin ti…
Es imposible reflotar lo que nunca fue rozado por la brisa.
Ten por seguro que sólo bajo el agua gozarás de las sirenas.Podrás obcecarte por disfrutarlas en la tierra, pero morirán por no ser su hábitat... y lo peor, …descubrirás que nunca fueron reales.
Jugué a ser Dios y me equivoqué.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

A L@S POLIS DE MI VIDA


Qué razón tenían todos cuantos me dijeron que la vida son sólo ciclos, bucles que nos envuelven y nos lanzan a futuros inciertos, frutos del talante con que ataquemos al nuevo ciclo demostrando si en su día aprendimos o no... si algo sirvió y si lo sabemos aplicar al nuevo deparar de esta, casi siempre, sorprendente vida.

Alguien realmente disfrutaba con las matemáticas???

Por mi parte siempre he sido más de letras que de cifras.... a la vista está que no tengo un duro, pero me gusta escribir.

Tonterías a parte, recuerdo que el prefijo "poli" era lo más, incluso me gustaba más que la sajonada de "súper".

Porque Súper significa más pero sólo de uno y me resulta altivo, un tanto vil y bastante yanki. Por otra parte Poli quiere decir varios, diferentes o iguales, pero diversos... y en la variedad está el gusto y porque pa' gustos colores a todos y todas las polis que han pasado por mi vida os dedico las frases de hoy.

A mi madre, POLIVALENTE donde las haya que calla más que habla y sabe más que presume, de la que he aprendido más que de nadie y de la que espero seguir aprendiendo muchiiiiiiisimos años.

A Sergi POLISÉMICO, con un sólo nombre cubre la mayoría de virtudes a las que podemos aspirar... y además lo hace bien.

A amistades que pasaron, a las que están y a las que pasarán por mi vida, sin duda porque son las más POLIFACÉTICAS en su conjunto y me han ayudado a ser lo que hoy soy.

Al POLITÉCNICO en el que tanto aprendí, desde secuestrar la lista de asistencia hasta a fundar una empresa textil con planos incluídos partiendo de un trocito de tejido.

A algún que otro POLÍGONO donde también aprendí, pero otras cosas... A CONDUCIR por ejemplo. ;)

A Barcelona, por COSMOPOLITA brindándome sin saberlo acceso a todo el mundo con sólo pasear Las Ramblas. No imaginas cuánto te lo agradezco!!!

A POLICíAS, que en apuros de poco te sirven, pero en calendarios reproducen el valor de nuestros impuestos traducidos en su sueldo. Son como una joya, no te sirven, salen caros... pero alegran la vista.

A POLIGONERAS varias como mi Esteban del alma, ains... me uno a ti: "yo por mi Nala MAA-TO", transparentes, impulsivas, divertidas y como dirías tú RAVALISTAS.

Y en especial y para acabar (acabar porque son lo último, lo peor de lo peor, la pus del grano como diría aquél) a las POLIJETAS, esas personas POLIÉDRICAS de mil caras diferentes y opuestas entre sí, que sorprenden día a día porque nunca sabes por donde te la están clavando... porque mientras te sonrien con la cara delantera te hunden con la trasera, la de atrás, la del culo debe ser porque no vomitan más que mierda con la misma que se cubren y las hace repudiar.

No son recomendables pero si aconsejable conocerlas... son ejemplo a NO seguir, non gratas en mi vida y.... mejor me callo que ya me aflora la vena "ravalista".


viernes, 26 de junio de 2009

DISFRUTANDO DE MI PRÍNCIPE INTERIOR


Al final me decidí. Fue un poco impulsivo, o tal vez impulsado durante mucho tiempo, años deseándolo. Gran parte de la gente piensa que es una locura, una aberración puede, que es automutilarse, que son cosas de la moda del momento, que los problemas que conlleva pueden generar grandes transtornos... en estos casos entiendo que nunca den el paso a hacerse un piercing, un tatuaje, una escarificación, incursiones, etc.
Aunque por otra parte creo que se deberían respetar un poco más. Dueños de nuestros cuerpos hasta que la muerte nos separe, decidimos lo que creemos mejor para ellos o les adornamos con lo que consideramos potencialmente beneficioso para nosotros mismos.
Los tatuajes claramente estéticos pueden dar a conocer la nula personalidad de quien lo lleva dejándose llevar por la corriente IN del momento de significado OUT, o puede mostrar encuebierto algo tan personal como íntimo, puede también disimular algún defecto dérmico como lunares, "antojos",... pero si pensamos en la funcionalidad, ¿hay algo más funcional que un pendiente?
En según que zonas no hay comparación, sólo hay un ANTES y un DESPUÉS... te hace sentir diferente, es algo que sólo tú sabes... bueno tú y quien tenga acceso a ciertas latitudes.
Ahora me siento pertenecer a la aristocracia más Monaguesca. Es "cómo si llevara un príncipe dentro".
Hubo quien me dijo, al saber que me picaba la curiosidad, que era una salvajada. Puede que lo haya sido; aunque a mi no se me ha quejado ni se me ha declarado en huelga en ningún aspecto, cuando miro no está triste de dolor, es más... es una niña con pediente nuevo; como diría Ava Gardner: "una diva no merece menos que una joya". Pues ahí la tiene.
P.D. Sé que la foto de la entrada podría haber sido más explícita... pero no es necesario joderos el día jajajaja.

Hay que entender que el acceso es restringido por motivos obvios.

miércoles, 17 de junio de 2009

...SENCILLAMENTE EVOLUCIÓN


Según he podido confirmarme a mí mismo leyendo el diccionario de la lengua española, evolución no es más que el desarrollo de las cosas o de los organismos, por medio del cual pasan gradualmente de un estado a otro. Esto no quiere, ni de lejos, decir que el cambio sea para mejor o para lo que los demás consideramos mejor.


Es decir, mismamente ahora mismo en este instante me siento feliz... o mejor dicho algo más sosegado. La representante tangible de quien sostiene mi espada de Damocles me ha confirmado que ese maldito y lacerante lastre llamado hipoteca se verá considerablemente reducido. De todos modos no soy iluso esto es pan de hoy y hambre para mañana. Españoles todos, hemos demostrado que nos gusta aparentar, que no viene siendo lo mismo que demostrar, cuanto tengo CUANTO VALGO!!!


Nos veremos con unas perrillas en el bolsillo y diremos...Por lo que no he podido disfrutar estos años! Pero esas perrillas se irán porque no es en nuestro bolsillo su hábitat natural. Para cuando nos demos cuenta oootra vez, ya estaremos abocados de nuevo a las puertas del Salto del Angel económico.


Dicen que la primavera la sangre altera y más a nosotros que como mediterráneos ya la tenemos calentita y fluída. La primavera es momento de verdaderos cambios radicales.


Fijaos en mi Ibiscu, ayer ni tan sólo existía. Y hoy florece como Rey del jardín. Mañana posiblemente esta bella flor no será más que un reseco manojo de pétalos caídos sobre la tierra que sigue alimentando al resto del tallo y hojas... pero la vida es así, mañana aparecerán nuevas flores igual de bellas y quien se acordará de la que hoy da imagen a esta entrada?... NADIE, porque si no estás no existes, porque la ignorancia es el olvido y porque el recuerdo no son más que anécdotas de una vida pasada.


Esta flor evoluciona, pasa de la nada, a llamar la atención de cuantos pasen por delante, para volver a ser nada... Es duro, cruel si quieres llamarlo así, pero algo me ha demostrado: Nada es para siempre así que más vale que disfrutes hoy porque nunca se sabe cual será la "evolución". Créeme, te sorprenderías.

viernes, 13 de marzo de 2009

... SIN PALABRAS


Es increíble, que el paso del tiempo pueda llegar a condicionar una amistad. Cuando vas dejando para el día siguiente el llamar a aquélla persona de la que tienes tantas ganas de saber, de que te cuente, de contarle,... y el día siguiente se hace tarde y lo dejas para el otro y así sucesivamente hasta que te das cuenta que ha pasado demasiado tiempo y la vergüenza te vence por miedo a la merecida reprimenda.


A la misma persona que veías cada día, la vas posponiendo por verse reducida a una llamada telefónica por la distancia y... tristemente la distancia es el olvido... O NO.


No olvido, esta cabecita mía recuerda más de lo que quisiera y olvida menos de lo que debiera.


Aunque - sin ser escusa- el estrés del día a día y la vorágine a que estamos sometidos actualmente no me deja tiempo a penas de disfrutar de las verdaderas cosas que me hacen feliz.


Uno busca sus momentos y cuando decides decir basta y llamar... aaaay ese momento, que aún sin que te vean la cara te pones vermellón, tartamudeas y hasta te tapas el rostro por saber que lo has hecho mal; has hecho lo que has criticado, con tus motivos, pero lo has hecho.



Y vuelves a preguntarte si eres feliz, porque has dejado de hacer las cosas que tanto te llenaban y ahora no las haces. Y cuando lo haces, algo que era normal, te ruboriza y te sientes mal por no haberlo hecho antes.

viernes, 6 de febrero de 2009

ENTRE LA ÉTICA, LA RAZÓN Y EL CORAZÓN



Muchas veces tras realizar alguna acción te posee el inevitable sentimiento de culpabilidad. Un sentimiento del que me habló mi amiga Noe cuando me compré mi humilde morada. Es un sentimiento que aparece en el mismo momento que se acaba de realizar una compra, a mayor valor de la compra mayor sentimiento de culpabilidad. Yo diría que este sentimiento se puede extrapolar perfectamente a otros ámbitos de la vida, a otros momentos cotidianos del día a día.
Puedes sentirlo cuando dos personas que aprecias se discuten e inevitablemente te decantas por una de ellas. En este momento eres consciente de la diferencia entre apreciar y querer. Cuanto más quieres, más estás dispuesto a involucrarte en sus intereses, sea cuales sean las consecuencias ya que apuestas por ella y sus buenas intenciones. Cuando la reciprocidad no existe, la cadena se rompe y en la balanza de sentimientos pesan más lo de culpabilidad por no saber a qué se debe esta falta de respuesta, que la sinceridad propia de haberlo hecho bien.
Cuanto más apuestas, mayor es la decepción.
Por eso es bueno expresarlo y topar con quienes te abran los ojos y demuestren que no has cometido ningún error… o quizás uno –si se puede considerar error el pensar que todos actúan con la misma buena fe-.
La vida es así, nunca deja de sorprendernos. Aún cuando creemos tener la certeza de algo, siempre puede variar.
Por eso aunque hoy te prometa “hasta el infinito y más allá” – y espero que así sea- te vuelvo a aconsejar, como siempre, que la única persona por la que merece que des la vida seas TÚ, porque ciertamente eres la única que te acompañará hasta el último de tus días; los demás… sólo somos compañeros de viaje sin estación de destino segura.
Y recuerda que si de algo eres culpable es tan sólo de creer una bondad en el árido corazón de dulces rostros.
P.D. Mejor que un borrón y cuenta nueva (que siempre delata un error) es arrancar la página y empezar a escribir sobre un fondo limpio que queda más curioso.

lunes, 5 de enero de 2009

A cada Arbatán que siga buscando su estrella


Hoy es uno de ésos días en los que te sientes despejado, con ganas de afrontar lo que te echen. Un día con ganas de hacer cosas y mostrarlas. Es el día en el que empiezo a sentir que realmente empieza el año nuevo si se considera así el comienzo de un nuevo ciclo. Según algún astrólogo televisivo este será el año de los libra, siendo éste mi signo.

Y realmente así lo siento, siento que va a ser un año especial, de cambios para bien, de metas cumplidas y de auténtico disfrute del momento.

Puede que eso sea lo que llevo buscando hace años, puede que lo haya creído conseguir aunque la realidad me demostrara al tiempo que no era así.
Es curioso darte cuenta cada X tiempo que la vida pasa tan rápidamente que siente como se te escapa, que no la puedes controlar; que pese a que eres responsable de tus actos las consecuencias no siempre están bajo tu control. Cuando te sientes atado, impedido de libertad y necesitas hacer cosas nuevas pero tus circunstancias no te lo permiten, entras en una dinámica de que comienza por la adaptación al ssitema de vida, continúa por la ansiedad de canalizar las motivaciones que te hierven por dentro y terminan por frustrar una partida única e irrepetible en el juego de la vida.

Aunque no pueda dar más explicaciones por aquéllo de que uno es místico y supersticioso... os diré que si el Altísimo me lo permite, pronto podré volver a dar rienda suelta a todo aquéllo que un día aparqué y sin ser consciente volvía a llamarme.

Lo importante es que aunque no sea el ganador de la partida... logre llegar al final contento por haber cubierto metas y feliz de hacerlo -como diría la canción- a mi manera...

Un Arbatán del s.XXI para el que 30 años no son nada si consigues tu objetivo.

lunes, 22 de diciembre de 2008

AHORA SÉ LO QUE SE SIENTE CUANDO TE TOCA EL GORDO DE LA NAVIDAD


No te confundas, no me ha tocado un duro si es eso lo que pensabas...


Alegremente apareció Cindy por la puerta de la oficina anunciándome que el tan deseado número premiado con tan sólo 300.000 € ya había sido parido por el dorado bombo y cantado por los niñatos de San Ildefonso.


Cuando se juntan mi mala memoria fotográfica y la pronunciación sureña el resultado puede ser un ataque de corazón. Taaaaaaan parecido el número que se ha vendido en la tienda con el número premiado que yo pensé que era el mismo... bueno, por lo menos tengo el reintegro: Gracias Sta. Maria Magdalena patrona de Soltec.


Ni rezos, ni velas rojas, ni deseos, ni necesidad, ni nada de nada... sólo la alegría de por lo menos saber qué se siente cuando crees que te han tocado los 50 kilos... pensándolo bien, ya que uno de mis propósitos para el venidero año es perder algunos kilillos... pues ya llevo 50 de ventaja.


No me creereis, pero aún no me he recuperado del susto, disgusto, impacto... o como queráis llamarlo. Tras el paro cardiaco me dio la risa, pero lo que ha sido esta tarde si no han caido alguna que otra lagrimilla ha sido más por vergüenza de que me vieran que por falta de ganas.


En fin, que otro año más abriendo la reja y deseando que un golpe de suerte me ayude a vivir mejor.


Ah! Por cierto, que aunque no me hayan tocado más que 150€... me puedes llamar para felicitarme las fiestas si es que no te ha dado el bajón después de enterarte de que sigo siendo el mismo pobre de siempre.

martes, 16 de diciembre de 2008

ñam... ÑAAAAMMM !!!

Paradójicamente en mí se encuentra la ambigüedad de ser en unas ocasiones consumidor y en otras el vendedor. Cómo vendedor no mentiré acerca de que me gusta que los billetes se amontonen en la caja, pero eso sí, siempre de una manera decente evitando al máximo las posibles devoluciones y/o represalias por parte de mis fieles consumidores. Es decir, que por poco que se pueda es mejor no mentir al que te compra porque le has de dar la cara cuando venga a devolverte el artículo que le has “colocado” a saber con qué tipo de artimañas y evidentemente te despedirás por última vez de él cuando cruce la puerta porque si se siente estafado no volverá.
Esta es una de las ventajas que tiene el comprar en las tiendas de barrio; puede que sus precios sean algo más elevados que los de los grandes almacenes –evidentemente no se pueden comparar el volumen de venta de unos y de otros- pero hay algo en lo que nunca podrá vencer los grandes almacenes. El trato personal, “el caliu” de las paredes de las paredes que te acogen cuando entras en las papelerías, en los colmados, las mercerías de barrio… estos comercios donde no existen los clientes sino el Pedro, la Cris, la Pili, el Manolo,… porque son personas y no tickets. Son quienes te saludan al coincidir en el café de la tarde en el bar porque te conocen y os contáis las cosas del día a día.
Cuando el negocio es a lo bestia y el trato ya no es personalizado sino informatizado, se desvirtúa este trato personal, por mucho que ponga tu nombre en una tarjeta por Navidad firmada a pie de página y fotocopiada para otros 2 millones de clientes que importan tan poco como tú si no pagas la factura que viene detalladas en las páginas siguientes.
Cuando pequeño me quedó muy marcada la historia de mi profe de catalán, que interpuso una queja en la Oficina del Defensor del Consumidor, porque una lata de leche en polvo que había comprado en la farmacia estaba en mal estado. Raudo y veloz, la marca en cuestión le obsequió con un impresionante lote de productos para su bebé y le pidió las correspondientes disculpas.
Los años han pasado y los principios también, pero de largo. Hoy me creo en el derecho y la obligación de calificar a la Oficina de Atención del Consumidor como una subcontrata de las grandes empresas a través de la cual, mediante un acuerdo firmado se acepta la resolución final sea cual sea el veredicto que emita el juez del momento sin derecho a réplica.
Es decir, no tienes pasta para pagar a un abogado, vas a quienes se supone que te defenerán porque es a ello a lo que se dedican y para lo que se les paga, pero debe ser que "otros" pagan más y por tanto tienen más razón. Te entretienen y marean durante un año aproximadamente esperando plazos y plazos para finalmente comunicarte que tu queja ha sido desestimada y pierdes hasta la oferta inicial que te hayan hecho.
Por mi parte me ha quedado claro:
- Más vale pájaro en mano que ciento volando.
- Poderoso caballero Don Dinero.
- Donde manda patron no manda marinero.
- ...

lunes, 8 de diciembre de 2008

HOY SÍ ES NAVIDAD

Ya puedo decir que ha empezado la Navidad.
Hace días, mejor dicho semanas, que los escaparates se tiñen de rojo y blanco. Las luces navideñas invaden las calles y los balcones. Los kilowatios se disparan en los contadores de la luz y Endesa se alegra como la que más, este año aún más; como según Solbes no hay crisis pues se pueden permitir subir un 7% el recibo... eso sí, que no son mala gente coño, que lo subirán progresivamente para que no lo notemos tanto (en dos veces). Muchas gracias señores iluminados, este año las luces de mi arbol brillarán con alivio.


Siempre me he preguntado a dónde irán los billetes y billetes que roban, perdón recaudan, algunos ayuntamientos como el que me censa. Sé que aún siendo una ciudad de habitantes del extraradio de la capital, nuestro alcalde es el tercero mejor remunerado de todo el país, que los concejales del partido cambiaron de coche a cochazo en menos de tres semanas, que sus guardaespaldas nada tienen que envidiar a los del presidente del Estado... y que todo esto hay que pagarlo; pero de ahí a que los propios comerciantes sean los que han de pagar la factura de la luz de las calles que adornan con sus propios ahorros, esas calles por las que ya se nos cobra un mantenimiento (jajaja disculpa que me ría, es que recordaba como el barrendero de mi barrio respondía que él no se iba a matar cuando se le preguntaba que por qué no barría la parte de las aceras que daban a los comercios). Las mismas calles que están plagadas, perdón pobladas (hoy voy de lapsus en lapsus) de zonas azules -de innoble pago-, de zonas amarillas -de innobles multas-, de contenedores -con lo bonito que quedan los soterrados.


Este año los comerciantes se ha plantado, se han enfrentado en la medida de lo posible y se han negado a pagar tan disparatada factura pero su espíritu navideño continúa intacto. como decía aquél... a las penas puñalás y han decidido colocar adornos reflectantes, mucho más económicos evidentemente.


Esta mañana, laboral para un humilde currante y festivo para el resto de cristianos, apareción un anciano cliente. Educado, alegre y feliz en apariencia. Tras comprar las postales navideñas se despide deseando Felices Fiestas. En este momento empiezan las verdaderas Navidades. En el momento que empiezas a recibir y desear estas Felices Fiestas.


Unas fiestas que tienen la ventaja de que aún siendo un tanto amargas por las circunstancias económicas del país o por las propias personales que simplemente no me gustan y punto, simpre serán endulzadas por kilos y kilos de mazapanes, turrones y algunos gramos de... carbón, bañados siempre con el mejor cava que el bolsillo nos permita.

P.D. FELICES FIESTAS

sábado, 6 de diciembre de 2008

Simplemente... TOPIDOKI


Si hay una cultura que emana serenidad y constancia en la fuerza de voluntad, sin duda es la oriental. En japonés TOKIDOKI significa “…a veces”. Considero esta palabra mágica y con una gran carga de responsabilidad.
Es la palabra que permite las excepciones que confirman las reglas, porque no siempre todo puede ser igual …a veces, es necesario un cambio, por pequeño que sea, para alcanzar la perfección.
Es la palabra que te permite una equivocación, porque no siempre estamos en posesión absoluta de la razón …a veces erramos y, si somos mínimamente inteligentes, sacamos partido para aprender a no volver a fallar.
Es la palabra que sorprende a tus propios pensamientos cuando se topan de frente y sin cita previa con los sentimientos que un día se arrumbaste con la esperanza de ser eliminados. Porque no siempre lo que se cree sentir es cierto …a veces es necesario toparse con la realidad y sentir in situ la auténtica verdad.
Es la palabra que consigue darle el valor a cada momento vivido, cuando frenas, analizas y haces balance; porque si siempre vivimos lo mismo, siempre sentimos lo mismo, siempre deseamos lo mismo… es que estamos muertos. La vida es un continuo vaivén de experiencias, historias y situaciones que de pronto te sitúan arriba, muy arriba y, tristemente …a veces abajo, muy muy abajo.

Es la palabra que demuestra que las cosas siempre son lo que son auqneu ...a veces nos son lo que parecen; sólo son lo que nos dejan creer o lo que nos emperramos en ver.
Ayer trabajé hasta tarde, hasta las 5 y algo de la mañana. Y hoy me desperté sin la redondez de mis ojos, me sentí cuanto menos japonés. Incluso por dentro me sentía diferente. Me despierto con ganas de sentirme guapo, de arreglarme y falsificar un día más por un precioso viernes soleado de invierno. Me ducho dejando que el agua corra por mi nuca y arranque negatividad. Hoy quiero sonreír y para que luzca más, incluso me afeito esa barba de 5 días.
Salgo a la calle y hace sol. Me monto en el Mercedes y vamos a desayunar. Una mañana de yupis tomando café en la plaza de la catedral de Terrassa. Y de repente, nos ponemos a trabajar. Y vamos a los bancos, la peste del momento, y mientras Xavi realiza sus gestiones me quedo en la puerta hablando por teléfono y me encuentro con Lucas, el bebé más dulce y guapo paseado por su tía. Hace tiempo que no nos veíamos, tuvieron que marchar al piso de su madre porque les era imposible pagar la hipoteca del suyo y lo alquilaron. Este mes las inquilinas se van y ella estaba en la puerta del banco a punto de entregar las llaves porque ya no puede pagar después de la última revisión. En este momento te enfrentas con la vida real, con la mierda de sistema que exprime al débil hasta que consigue destrozarle la vida… aunque bueno, el señor banquero le ofrece una solución, en E.E.U.U. mucha gente vive en caravanas. Mal nacido, en una caja de pino debería estar él. ¿Con qué derecho pueden hablar así impunemente?
Tras charlar un rato y quedar para la próxima semana, continúo el camino al trabajo y me encuentro con alguien que no veía desde hace exactamente dos años y dos meses. Alguien a quien creía que si me la encontrara cambiaríamos de acera por no saludarnos… pero sí completamente contrario a lo que pensaba me saludó y cruzamos las dos cordiales frases estipuladas por el decoro y el saber estar; evidentemente sin ganas de volver a saber el uno del otro… pero siempre con educación.
Cuando te has caído y levantado. Cuando vivido la derrota y la victoria. Cuando has estado en el infierno… ya no tienes nada que perder y empiezas a vivir. Entonces sabes apreciar la vida…
TOPIDOKI.

martes, 18 de noviembre de 2008

CUANDO LA AMISTAD NO ES COMERCIO


A las puertas del cuarto invierno como empresario -jajajaja siempre me vino grande ese nombre, aunque sea la verdad- me hago un nuevo balance, esta vez sin números, más sencillo en apariencia pero mucho más complejo en esencia.
Y es esta esencia la que anima y motiva apara abrir la reja cada mañana. La esencia siempre intangible pero existente que aportan los sentimientos y, en mi caso, domina sobre el resto.
Anoche mientras veía mi serie favorita "Ventdelplà" me ví reflejado por un momento. Los habitantes de este pequeño y encantador pueblo deciden formar un grupo de teatro. Dora, enferma de Alzheimer y dueña del colmado de toda la vida, se apunta y le preguntan si no le da vergüenza el público y ella simplemente responde: ¿A caso los que trabajamos de cara al público no hacemos teatro cada día?
Es cierto que en ocasiones, tras la sonrisa mostrada, se esconden unos dientes apretados que impiden pronunciar alguna que otra barbaridad con la que despedirse de algún non grato cliente.
Pero por lo general, la gente es cordial, amable, simpática e incluso con alguno que otro se llega a empatizar.
En la parte más izquierda de mi cerebro siempre se creó la idea de que todo en esta vida es un comercio. Todo sin escapar nada, está sometido al intercambio. Desde la madre que cuida a su hijo resfriado, hasta el técnico que te soluciona un problema en la caldera. Unos su recompensa es el placer que proporciona la sonrisa del bebé al recuperarse y otros... el dinero.
En la amistad sucede igual. Nadie da nada a cambio de nada. Todos esperamos que se nos devuelva en mayor o menor medida lo que ofrecemos. ¿Cuántas amistades se qeudaron en el camino sin enfados ni discusiones? Es simple, cuando se deja de recibir lo que nos llena, lo que nos aporta de la otra persona, poco a poco se va distanciando la necesidad de presencia.
Hay clientes a los que se les coge cariño y los hay que te brindan su amistad. Algo que ni se compra ni se paga... y dejan verse como clientes.

... a mi Chony, yo si que te quiero boba!!!
Y recuerda qlos amigos son como las estrellas...aunque no los veas ESTÁN.



sábado, 8 de noviembre de 2008

DESCUBRIENDO QUE ME ENCANTAN LAS GOLFAS



Meses atrás explicaba cómo eran las sensaciones que me poseían , hasta dejarme absorto en el tiempo y el espacio, mientras recordaba todo mi pasado a través de fotos y demás objetos que encontré en la buhardilla de mis padres -aquí en Catalunya se les llama "golfes" de ahí la catalanada "golfas"-.
Hoy vuelvo a fabricar, por necesidad, una nueva cápsula del tiempo en la que acumularé todo aquéllo que considero lo suficientemente inservible como para quitarlo del medio pero no lo suficientemente utilizado como para cederlo a otras personas o, simplemente, tirarlo.
He descubierto la buhardilla de mi piso, un lugar del que tenía nociones de su existencia pero nunca visité... aunque no me crean, no tenía escaleras y la verdad, era considerable el esfuerzo teniendo en cuenta que los techos tienen casi tres metros de altura y uno mide algo más de la mitad.
Ataviado con mi linterna dinamo y la curiosisdad mezclada con el miedo a partes iguales me dispuse a entrar en los más de cien metros cuadrados de la nueva cápsula del tiempo.
Sin más luz de la que pueda entrar por una rejilla de a penas 20x30 cm en un extremo, iba investigando cada uno de los compartimentos que antiguamente hospedaban los depósitos del agua del edificio y hoy sólo quedan sus vacíos...o no.
Una vez analizado el terreno considero que lo oportuno es que cubra el suelo con periódicos (deformación profesional) para no dañar lo que algún día llegarán a ser mis reliquias. Cada habtitáculo destinado a un servicio como puedan ser uno para las maletas, otro para los antiguos apuntes y recuerdos de la Uni, otro para los disfraces que un día protegieron mi intimidad y seguramente fulminaron mi dignidad,... eso sí dejando siempre un hueco para quien sabe qué.
Sinceramente, creo que tengo un problema de nombre relacionado Diógenes -filósofo al que le dedicaré un día una entrada- pero algo más desagradable si cabe.
Sólo espero que las vigas aguanten el peso de tantos recuerdos.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

UNA DIOSA Y DOCE VERDADES

Siete largos años esperando, anhelando, deseando y suplicando un nuevo trabajo de la voz más característica y versátil que ha dado este país (perdona Rocío, donde quiera Dios que estés, vuestro dúo fue precioso e impactante... pero Mónica modula la voz a su antojo y en decibelios quedais en tablas).
Por fin ése trabajo se hizo realidad y está entre nosotros y en algunos casos como el mío está en nosotros, dando palabras a muchos sentimientos y pensamientos que los de a pie tenemos y no sabemos expresar. Sin ñoñerías, directa y sincera, alto y claro canta las 40 en tan sólo 12 canciones.Seguramente como cualquiera de esos fans que se pintan el nombre de su ídolo en la frente mientras entre lágrimas emiten suturales sonidos que ni ellos mismos entenderían si se vieran en un video, seguramente digo, compré la entrada por internet en cuantito salió a la venta. Unos 4 meses deshojando días esperando la fecha 27 de Septiembre de 2008. Dado que fuimos de los primeros en comprar, pudimos elegir aposento en el Palau, guiándonos por un más que erróneo mapa del recinto.
Ya nos veíamos en primera fila casi rozándola... ingenuos... que diferente era la realidad.
En el lateral más lateral conocido, con vistas a su perfil derecho (por lo menos es el bueno), a los altavoces, a los andamios del escenario,...
La indignación increscente en mí me apoderó. No pagué una entrada para ver un perfil y un montón de hierros sobre unos altavoces.
Pero la espetacular aparición emergiendo del escenario, me fue aplacando, y cuando la vi volar mientras cantaba me calmé casi totalmente.
Valió la pena, sé que no es culpa suya. Pero da la cara por ella y por sus organizadores que dejaron mucho que desear en la velada. La música estaba muy alta para su voz en las 4 primeras canciones y queriendo acaparar más público consiguieron que mas de 50 personas no pudieran disfrutar como se merecían del espectáculo. Eso sin contar el morrazo de meter una canción enterita de CD sin que apareciera ella ni por asomo, lo que me hizo pensar que saldría con un peinado y un estilismo hiperespectacular.... cuando en realidad sólo se ambió los pantalone spor una falda.
En fín, que me jodió la organización pero me enamoró su voz, su maravillosa puesta en escena y su incuestionable carisma que tan divina y diferente la hacen.
Chapó y... pasa de los que te tienen hasta la raja.

domingo, 7 de septiembre de 2008

AY PAAAAYO

Hace unos 8 años aproximadamente, conseguí hacer mío un móvil de la última generación del momento. Minúsculo, perfecto para llevar en el bolsillo, carcasas intercanviables, politonos,... bua la caña de por aquel entonces. Un sábado, decidí salir a la capital sin llevar el coche, por aquello de evitar aparcamientos, ecología, seguridad vial y tonterias varias.
NUNCA MAIS.
Justo salir del tren y subir las escaleras que llevan a la plaza que da nombre a mi comunidad, topé con decenas y decenas de personas de todas las comunidades y países que pudieran concentrarse como si de una Expo se tratase.
Alguien me pidió que le cediese mi recién estrenado móvil con acento portugués y un tono casi amable de no ser porque el abrazo que me daba acababa en una punta a la altura de mis riñones. Ahí quedó mi teléfono, la ilusión del ahorro de varios meses y las ganas de ayudar a un prójimo desconocido.

Afortunado soy, para qué engañarnos. Que yo recuerde sólo en esta ocasión me robaron. Pero años antes, en ésa época en que me tocó vestir de verde por imperativo legal, en la estación de tren de Almería, sólo y con 39 de fiebre a la vuelta de un permiso de 3 días, un barbas con poca masa corporal -y no por ser modelo- intentaba robarme el petate. Supongo que el miedo a las represalias de vuelta a cuartel me hicieron sacar el valor que seguramente de otro modo no hubiera tenido y conseguí plantarle cara y refugiarme en el bar de la estación que me guardaespaldó hasta la llegada de mi tren.

Tristemente, desde hace una semana, soy testigo de cómo un "cliente" extorsiona mañana tras mañana al dueño del bar que me despierta cada mañana con un buen café con leche. Sobre el tema hablamos y no se encuentra solución; qué hacer con un tipo que te "pide" dinero cada día, un tipo que no trabaja, que sabes que no puedes llamar a la policía porque al cierre te esperará con todo su clan hablando una de las lenguas más antiguas que se conocen, el latín no precisamente, el romaní que da más miedo.

A mi abuelo le había oído muchas veces decir aquéllo de cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar. Y qué razón tenía. Ayer por la mañana me tocó "atender" a este "cliente". Aprovechando el momento en que me quedaba sólo insistía en que le prestara dinero. Ante mi negativa por no poder echar mano de una caja que no me pertenecía, su suave tono se iba subiendo a medida que me repetía que se lo dejara. En esta encrucijada sólo contemplé dos caminos; el primero era dejarle el dinero y que me dejara él a mi tranquilo, solución temporal ya que lo tendría cada día ahí molestando, o por el contrario negarme con buenos argumentos e intertar disuadirlo. Opté por la segunda, no sin antes pulsar disimuladamente dos veces la tecla de llamada de mi movil con la esperanza de que contestaran y me oyeran discutir con el cliente en cuestión. Parece que razones como que si mi jefe me pillaba cogiendo dinero de la caja me echaba a la calle no eran sufientes para quitarle la insistencia -normal, qué le ha de importar eso a alguien que sólo conoce los trapicheos y el mercado negro, alguien que no entiende de moral ni de ética, alguien que mientras yo jugaba a canicas él jugaba con los cables de algún coche haciendo puentes sin haber estudiado arquitectura en la universidad-. Más efectivo pareció ser el decirle que me pillarian de todas todas porque mi jefe me controla cada movimiento por las cámaras y no podía jugármela. Afortunadamente en menos de 10 minutos tenía ahí a dos auténticos valientes Sergi y Juan Antonio, y aunque el non grato ya había marchado, por lo menos pude descargarme de la tensión que se llega a acumular.

Pablo se fue. Pablo no es un pseudónimo, es su nombre de pila. Es el nombre que un día su madre le puso en el culto a un chabal moreno de pelo azabache y ojos tizón más o menos de mi edad, un chabal que conozco desde antes de que le saliera barba. Hijo de una madre a la que yo pagaba cuando tenía 16 años y quería regalarle a mi madre alguna prenda de vestir con el sueldo de camarero de fin de semana. Hoy es un tipo que apesta a alcohol desde las 8 de la mañana, un desperdicio humano que vaga con los ojos inyectados en sangre y que no le basta con incomodar con su sola presencia sino que se dedica a joder y extorsionar a quienes trabajamos 7 días a la semana para poder pagar el café que me sirve otro que también trabaja 7 de 7, porque hoy por hoy, por si ése indeseable no lo sabe, es la única manera que a algunos nos queda de malllegar a final de mes. Y si el alcochol y toda la mierda que se mete dentro no le dejan entender cómo conseguir dinero decentemente para seguir jodiendo su vida, yo le podría dar un sólo consejito para que no tuviera que conseguirlo y dejara de joder la nuestra.

YA ESTÁ BIEN!!

sábado, 6 de septiembre de 2008

UNA PRINCESITA PARA UN GRAN REY

                                          NALA
Por fin está en casa. Hace tan sólo unas horas pasó a formar parte de nuestra familia. El reencuentro fue como hace un mes, en su caja de cartón, pero esta vez más calmada no quiso saltar. Tranquila y observadora clavaba su atenta mirada a todo su alrededor tratando de entender qué pintaba en aquél lugar.
Como auténticos padrazos la fuimos presentando en sociedad, a propios y ajenos, como si de una joya se tratara.
Este... bueno... seré sincero ya que me considero más objetivo. Una joya, si, pero por pulir. Por más que intentaron convencerme de que el olor que desprendía no hedor sino producto de un spray antiparásitos... mi instinto me decía que había algo más ahí debajo de su largo y atigrado pelaje. Y lo había, Dios si lo había, una larga ducha y tres intentos de enjabonado para conseguir la ansiada espuma que anunciaba que la higiene que necesitaba había llegado corroboraban mi teoría.
Se ha portado como una campeona, maullando un poco como cualquier bebé en su bañera, pero no ha intentado escapar ni arañar. Y como cualquier bebé envuelto en su toalla, la secaba y acurrucaba intentando calmar sun temblores.
Qué trauma!!! Imaginad, caras nuevas, casa nueva, un fregado a 4 manos... y para colmo un rey en palacio, y vaya rey : Sir Wazz I, 5 años mayor que ella y con todo lo que significa este ser de cuerpo felino, encriptada mente y actitud divina.
Ahora su sedoso y largo pelaje brilla y huele como una auténtica princesita merece.
Una princesita bebé, no lo olvidemos, un bebé que se ha pasado toooooooooda la noche maullando. Ése sonido que parece ser el hilo musical de la noche y se apodera lentamente de mi cabeza como si lo hiciera dentro de ella; por supuesto que lo parecía: SE HABÍA METIDO BAJO EL CANAPÉ Y ESTABA TUMBADA BAJO MI CABEZA!!!!!! ¿Cómo es posible que se metiera si es un canapé, sólo hay apenas 3 dedos hasta el suelo?
Supongo que el sueño que me ha acompañado toda la mañana en el trabajo no era equiparable a la mezcla de angustia y curiosidad por volver a casa y comprobar como se les habia dado la mañana a los niños, la faena seguro no la habrían hecho pero algún destrozo...
Al volver a casa, como cada vez que se abre la puerta nos recibe Sir Wazz pero... ¿ y Nala ? ¿ ande andará? ,¿ Bajo el sofá?, ¿Bajo el mueble?, ¿Bajo el armario? Nooooo, BAJO EL MOTOR DE LA NEVERA!!!
Por favor, que crezca de una vez y no se cuele por estos sitios que me va a dar algo y eso que sólo lleva 20 horas en casa.
Ahora sólo queda esperar y esperar que la indiferencia que se procesan se convierta en sana complicidad.
Por cierto: hoy Wazz no ha dejado su amarillenta y líquida huella en ninguna baldosa de casa... algo es algo.