viernes, 11 de abril de 2008

LLUVIA DE DESOLACIÓN, BURBUJA DE AMOR





Aún recuerdo cómo hace unos meses di comienzo al disparo continuo de mis pensamientos y vivencias hacia el infinito, con la esperanza -o no- de ser leído por unos y con un poco de suerte ser comentado por otros.
Aquél día os decía:
"... DE HADAS Y BRUJAS, DE SINÓNIMOS Y ANTÓNIMOS, DE TROLS Y ELFOS, DE ALEGRÍAS Y PENAS... CONTRARIEDADES Y SÍMILES QUE FORMAN UNA VIDA TAN DULCE COMO AMARGA."
Hoy por desgracia lo puedo confirmar, la vida es un cúmulo de contrastes que en ocasiones como esta es difícil de digerir. Que cierto es que la mente oculta en la memoria el dolor del pasado para sobrellevar el presente, pero de repente, sientes como te golpea en la conciencia, la misma que en este momento sientes que no está tan tranquila como creías, que tan sólo estaba dormida.
Hace unos días recibí la visita de "alguien" que para mi ha sido compañera, guía, amiga, casera, confidente y consejera,… durante un buen trayecto de mi vida pero que por causas de la misma nos hemos distanciado en el espacio pero no en el sentimiento. Hacía 7 meses que no nos veíamos, fue en días bañados de sol que daban color a nuestras tan blancas pieles, eran días de alegría, de risa, de felicidad… imagínate Agosto y en Almería, tapas, cervezas, sin horarios ni relojes, ojalá el tiempo se hubiera parado ahí… pero el tiempo es lo único imparable, aún cuando nada sucede… el tiempo pasa.
Esos 7 meses se convirtieron en casi nada cuando la vi, la alegría en forma de abrazos y besos se multiplicaba cuando le acariciaba esa enorme panza que esconde y aloja a Santi,(por cierto si algún día me leyeras…te recuerdo que ese hijo me pertenece recuerda que me prometiste que tu primer hijo sería para mi –que no conmigo- jajaja). No se deja ver, es tímido pero en un mes y medio más o menos nos embobará con sus gracias y con sus ojazos verdes que heredará de su madre bien seguro.
Que ironía de la vida un mes y medio para que nazca, justo el tiempo que le han dado a al abuelo de la criatura. Ya no le quedan fuerzas para seguir luchando con un cáncer que aparece y reaparece por doquier, un cáncer que tras ocho larguísimos años ha conseguido derivar en metástasis .
Viniste con billete de vuelta para visitar a tu padre antes de que parta a un viaje sin retorno, te has equivocado, te lo puedo asegurar. Estás convencida de que has de partir y que tu hijo ha de ser del Sur, que este es tu lugar ahora, pero tu principio está aquí y no deberías dejarle sólo.
Quiero convencerte para que no marches.
Hace dos años y medio decidí estúpidamente marchar de vacaciones y "disfrutar" parte de esas dos semanas de vacaciones anuales, cegado por el egoísmo, por el amor, o por la ingenuidad con un objetivo, intentar solucionar algo tan roto y erosionado como la arena de la playa. Me arrepentiré toda mi vida por haber marchado dejando a alguien tan mayor y enfermo, en buenas manos, pero enfermo. Fueron los peores once días que podría imaginar por vacaciones; riñas y broncas gratuitas adornadas con desaires y desprecios de quien menos debería haberlos regalado. Sé que fallé y esto fue sólo el aviso de lo que sufriría por haberme equivocado. Aún así yo sé que te despediste de mi, aunque sólo fuese en forma de sombra, supe que me decías adiós y al momento el teléfono lo confirmó. Donde quiera que estés TE QUIERO PACO.
Ya son las seis y media de la mañana. Mis ojos no se quieren abrir, mi cuerpo se niega a incorporarse y mi mente sigue pensando en cómo convencerte de que no marches. Tus maletas al maletero y tu madre, tú y yo a urgencias donde estás decidida a despedirte de tu padre. Parece que tardas en subir y eso me gusta… llegaremos tarde y no podrás marchar.
Te veo aparecer con esa sonrisa rota que no quiere exteriorizar lo que te recorre por dentro. Ya tiene vía para administrarle la morfina que aliviará su agónico dolor. No hacen falta más palabras.
Ha pasado sólo un día desde que decidiste no marchar, ya son las ocho y medio de la tarde y el fin de la jornada para muchos, momento de descansar, como acaba de hacer tu padre, empieza a descansar, empieza una nueva etapa en la que no es tangible pero sabes que está ahí, cuidando de tu madre, de tus hermanos y orgulloso de poder cuidar de tí y de Santi, cómo tu lo has hecho con él hasta el último momento. Eres muy grande y éste es mi pequeño homenaje escrito día a día.

2 comentarios:

CAMPANILLA dijo...

guapooo...
te habia escrito un comentario y cuando le dí a enviar...se me fué la página y no pude recuperarlo.
Bien,te decía...que sé de quien estás hablando y me sabe muy mal lo que ha pasado.La vida es injusta,¿verdad?...
Te decía que en estos momentos es tan importante tener a la gente que quieres cerca...aunque ella te tenga a kilómetros de distancia,la amistad se siente.Es como una sensación permanente de saber que alguien vela por ti y desea con todas sus fuerzas que estés bien.Y como somos pura energía,eso se recibe...
Muchas veces en estos años te he dicho que para mi la amistad no es tomar café a diario,ni llamarse a diario,ni cenar cada fin de semana...la vida tiene muchas circumstáncias que hacen que en epocas estés más cerca o menos de alguno de tus amigos,pero sabes que están ahí y que en cualquier momento acuden a ti con solo oirte la voz...
Yo te mando mucha fuerza y mucha luz para que ilumines los momentos de oscuridad.

Tu amiga,

Sandra

Anónimo dijo...

joder chico me he quedado atónito al leerlo.
sabia de tus muchas vitudes pero la verdad que esa de escribir no tenia ni idea y es genial que puedas plasmar todo eso que siente o que simplemente te vienen a la cabeza.
para mi tambien es dificil, 4 de mis mejores amigos estan a 1.000 km de sitancia y digo amigos porque estan ahi y los siento cada dia y porque estan para lo bueno y lo malodia.fue de poco tiempo el conocernos pero en esa pequeña lista esta tú. os quiero.